7 remedios para curarte del estreñimiento

El estreñimiento es una de las afecciones más concurrentes del sistema digestivo, y suele presentarse como consecuencia de una mala alimentación o el consumo de medicamentos. Si tienes dicha condición conoce en este artículo qué es bueno para el estreñimiento.

Ahora bien, específicamente ¿Por qué se genera el estreñimiento? Cuando tienes una alimentación baja en fibras y nutrientes los intestinos se ven forzados al momento de realizar el proceso digestivo, lo que retarda considerablemente la formación y evacuación de materia fecal.

Entonces, ¿qué es bueno para el estreñimiento? La respuesta es muy simple, lo único que debes hacer es añadir ciertos suplementos alimenticios a tu dieta, como frutas o vegetales. El contenido de nutrientes en ellos fortalecerá  e impulsara positivamente la microbiana intestinal.

El tiempo es un factor importante en este caso, es decir, 1 día sin evacuaciones fecales puede considerarse normal, pero más de 48 horas ya se considera un retraso intestinal. Si ese es tu caso, continua leyendo para saber qué es bueno para el estreñimiento.

Qué es bueno para el estreñimiento en estos remedios

¿Por qué la fibra es buena para el estreñimiento? ¿Qué efecto tiene? Si no era de tu conocimiento, la fibra es uno de los suplementos alimenticios más importantes en cuanto al proceso digestivo, ya que la misma juega un rol esencial en la producción de material fecal.

qué es bueno para el estreñimiento

qué es bueno para el estreñimiento

Puede que la fibra resulte vital, pero también existen otros componentes que tienen relevancia al momento de evitar el estreñimiento. La grasa buena, las vitaminas e incluso minerales también deben ser adquiridos, pues estos mantienen lubricado todo el tracto intestinal.

Qué es bueno para el estreñimiento? Comer, pero comer sano, de forma natural y balanceada. A continuación se describen varios alimentos que debes incluir en tu día a día, aunque no estés sufriendo de mencionado problema digestivo.

Lechosa

La lechosa, la cual también es conocida por el nombre de papaya, es una fruta exótica que cuenta con una gran cantidad de fibra, lo que resulta muy beneficioso para tu organismo. Gracias a la fibra de la papaya puedes optimizar el funcionamiento de tu intestino y así evitar el estreñimiento.

Al comer una porción de lechosa estarás introduciendo a tu sistema 1 gramo de fibra, lo que es más que suficiente para agilizar el proceso digestivo. Lo mejor de esta fruta es que también cuenta con vitamina C y K, lo que te permite fortalecer el sistema inmunológico.

Aguacate

Si tienes serios problemas intestinales entonces es de vital importancia que incluyas en tu dieta el aguacate, pues dicho fruto puede aportar hasta 6 gramos de fibra por cada 100 gramos de este. ¿Interesante verdad? Tal cantidad de fibra estabilizara contundentemente tu sistema digestivo.

El aguacate tiene componentes medicinales muy destacables, y entre ellos resalta el contenido de grasas buenas, las cuales facilitan el paso de las heces a través de los intestinos. Otro beneficio que se genera por comer aguacate es que el mismo regula el colesterol y mejora el flujo sanguíneo.

Ciruela

Este fruto no es muy consumido, sin embargo quienes lo comen has destacado que les permite llevar un proceso digestivo optimo. ¿Por qué razón? ¿Sabías que cada ciruela contiene alrededor de 1 gramo de fibra?  Sin duda comer varias de estas al día le harán muy bien a tu organismo.

Además de contener fibra, la circula también posee vitaminas del complejo B y minerales esenciales como el fosforo y el potasio. En general este producto es muy bueno para el estreñimiento ya que favorece el movimiento intestinal para la fácil evacuación de las heces.

Remolacha con naranja

Quizás tengas conocimiento sobre la vitamina C que posee la naranja, pero, ¿sabes que otros componentes contiene? Aunque no en grandes cantidades, la naranja cuenta con fibras solubles, esas que le dan forma a las heces para trasladarse con facilidad a través del tracto intestinal.

Por otra parte esta la remolacha la cual potencia los efectos de la naranja, por su efecto gástrico. Un jugo de remolacha con naranja antes de cada comida te ayudara a realizar una mejor digestión y así evitar los incómodos malestares que causa el estreñimiento.

Bananas y manzanas

En ocasiones combinar 2 ingredientes resulta más eficaz que intentar con un solo producto, este es el caso de la manzana y la banana. El primer fruto tiene pectina, una sustancia que favorece el funcionamiento de los intestinos, así como también incrementa las bacterias buenas en el mismo.

Comer 1 manzana al día te será beneficioso, mas si lo combinas con una banana, la cual aporta una cantidad considerable de fibra. En conjunto pueden restablecer el orden en el organismo y desechar la materia fecal que tiene horas o días estancada en tu colon.

Semillas de lino

Este es un producto integral que te permitirá eliminar el estreñimiento u otros problemas intestinales. Las semillas de lino también conocidas como linaza, es un alimento rico en fibra, pero que además posee ciertas propiedades laxantes. ¿Quieres saber cómo utilizarla?

Lamentablemente las semillas de lino no pueden ser digeridas por el organismo en su forma natural, por lo que antes de consumirla debes moler una pequeña porción. Otra opción es dejar reposar las semillas en un vaso de agua toda la noche, para posteriormente beberlo en ayunas.

Avena

Quizás una taza de avena no es tu platillo favorito. Sin embargo debes comerla cuando sufres de estreñimiento. ¿Por qué? La avena es un producto natural que posee fibra soluble, la cual favorece la formación y expulsión de heces a través del intestino.

Comer avena no solo garantiza mejores evacuaciones fecales, sino que además te permite adquirir un gran contenido de nutrientes. Para obtener mejores beneficios puedes combinar la avena con frutas ricas en fibras y con propiedades gastrointestinales.

Si sufres de estreñimiento es porque seguramente no estás teniendo una buena alimentación. Si comes alguno de los productos mencionados en este artículo puedes garantizar la adquisición de los componentes que favorecen la buena digestión, como por ejemplo la tan mencionada fibra.

Leave a Reply